Si estás buscando un empleo y necesitas enviar tu CV por correo electrónico a las empresas, ya sea por candidatura espontánea o en respuesta a una oferta laboral, no te pierdas los siguientes consejos.

9 claves para envíar tu CV por correo electrónico

Aunque parezca mentira, muchos candidatos erran en las cosas más básicas al enviar su CV por correo electrónico. A continuación, te presentamos 9 errores comunes que debes evitar.

  1. Cuenta de correo electrónico

Elige bien la cuenta de correo desde la cual vas a enviar tu CV. Si tienes una cuenta como miembro de un colegio personal puedes hacer uso de ella. Si no, es conveniente crear una cuenta específica para la búsqueda de empleo en Gmail, Yahoo u Outlook. Evita usar  cuentas de correo demasiado informales, pues darán una mala imagen al reclutador. Lo ideal son denominaciones neutras tales como: nombre.apellido@gmail.com.

  1. Adjunta tu CV en pdf

Si no quieres arriesgarte a que el archivo de tu Currículum se modifique o no pueda ser abierto, adjunta tu CV en pdf. Se trata de un formato inalterable, que evita problemas de compatibilidad ya que puede ser visualizado tanto desde Mac como desde PC y que pesa menos.

  1. Asegúrate de enviarlo a la dirección pertinente

Aunque quizás este paso resulte obvio, es importante envíar el CV a la dirección de e-mail correcta para que no se descarte inmediatamente. La mayor parte de las empresas facilitan la dirección de e-mail en sus webs corporativas e incluso ponen a tu disposición formularios para adjuntarlo.

  1. No envíes tu correo en masa

Procura personalizar cada e-mail lo máximo posible, ajustándote al puesto de trabajo y empresa concretos. Nunca realices un envío simultáneo para varias ofertas de trabajo ya que aumentas la posibilidad de que el servidor de correo del destinatario interprete tu correo como SPAM y lo bloquee. Además, no es aconsejable porque implica que estás utilizando un mensaje estándar para varios puestos de trabajo.

  1. Envía en el momento adecuado

El momento en que decidas enviar tu CV por correo electrónico también va a influir en la receptividad del reclutador o la persona encargada de gestionarlo. Los mejores días para esto son normalmente los martes, miércoles y viernes a primera hora de la mañana. Descarta los lunes, pues debido a la carga superior de trabajo que suelen tener las empresas no suelen ser un buen día. Asimismo, los viernes tampoco suelen ser el mejor momento por lo cercano que queda el fin de semana.

  1. Asunto del e-mail

Indica que se trata de un currículum en el asunto del correo. Si lo envías en respuesta a una oferta de empleo concreta, también lo puedes indicar en el asunto.

  1. Carta de presentación

Cuentas con menos de cinco segundos para conseguir que el destinatario de tu e-mail decida abrir el archivo adjunto y leer tu currículum. El contenido de tu correo es clave como presentación y si bien debe ser breve, también eficaz. Recuerda personalizar al máximo cada correo para el puesto de trabajo al que quieres aplicar.

  1. Firma del e-mail

La firma del correo es ideal para facilitar al seleccionador todos los datos para que pueda contactar contigo. Por ello, conviene que indiques claramente tu nombre, apellidos, e-mail y teléfono. Si no tienes creada una firma en el servicio de correo correspondiente (Gmail, Outlook, Yahoo…), quizás sea un buen momento para hacerlo.

  1. Seguimiento de los currículums

Es clave llevar un seguimiento de los currículums que envías. Ten una lista a mano con las empresas a las que vas enviando y apúntalas en cada caso. Una opción interesante es que indiques en tu correo que, en unos días, contactarás de nuevo con la empresa para confirmar que su correcta recepción y que quedas a su disposición para cualquier información o referencia que deseen ampliar.

Esperamos que estas claves te hayan resultado útiles a la hora de enviar tu CV por correo electrónico. ¡Ahora sólo queda ponerse manos a la obra!

Fuente: Adecco Orienta Empleo