Cómo encontrar trabajo de recepcionista de hotel

Contar con un buen anfitrión cuando se llega a un lugar es fundamental para que el viajero se sienta a gusto. Garantizar que la estancia de los visitantes sea confortable, así como transmitir una buena imagen del establecimiento son los principales objetivos del trabajo de recepcionista de hotel.

Si estás valorando la posibilidad de dedicarte a esta profesión te interesará conocer qué requisitos y habilidades necesita un buen recepcionista.

¿Cómo debe ser el Currículum de un recepcionista?

La información debe estar presentada de forma ordenada y limpia en una sola hoja. Aquí tienes algunas plantillas que puedes seguir. A la hora de resaltar conocimientos, los idiomas son fundamentales de cara al trabajo de recepcionista de hotel. Es un requisito primordial, una de las habilidades más demandadas en esta profesión. Añade toda la información que dé idea de tu buen nivel con el (los) idiomas, como estancias en el extranjero o experiencia con clientes que hablen uno determinado.

Por otro lado, es importante usar las palabras claves de tu profesión (keywords) para que tu CV no pase desapercibido ante un proceso de selección: check-in, check-out, gestión de reservas, facturación, booking, transfer, idiomas, front desk (la recepción), back office (trabajo de gestión), atención telefónica.

¿Qué habilidades requiere el trabajo de recepcionista de hotel?

Un recepcionista trata fundamentalmente con público. Tanto en la recepción como por teléfono. Tener buenas dotes comunicativas, una escucha activa, ser atento y, muy importante, ser una persona resolutiva ya que se presentarán incidencias que habrá que solventar diligentemente y sin ceder a la frustración.

Saber tomar decisiones a tiempo y tener capacidad para coordinarse con otros servicios, como el de mantenimiento del hotel u otros (restaurante, lavandería, etc.) serán cualidades muy valoradas en un recepcionista.

Otro punto relevante en el trabajo de recepcionista de hotel es el aspecto, éste debe ser pulcro, con una correcta higiene y la ropa siempre bien planchada. Probablemente tengas que llevar un uniforme y éste tendrá que estar impecable.

Tareas que desempeñarás detrás del mostrador

Check- in, check out. Recibir a los clientes, registrarlos en el sistema solicitándoles la documentación, informarles sobre la habitación asignada, proporcionarles las llaves de su habitación y sobre los servicios que puedan necesitar. A su salida, hacer el cobro de la estancia y proporcionar la factura correspondiente.

A la recepción se acude normalmente para conocer rutas o lugares que visitar. Un buen recepcionista deberá tener un gran conocimiento de la zona. Tanto de los servicios que puede ofrecer como de los monumentos, centros de interés turístico, espacios en los que hacer rutas al aire libre. La información que ofrece un recepcionista, sus recomendaciones es una información que el cliente considera muy valiosa.

La recepción de un hotel es el lugar de referencia del viajero durante su estancia, por lo tanto este espacio debe estar ordenado y limpio. Los folletos de información colocados y accesibles.

Se recibirán las quejas sobre desperfectos en las habitaciones que habrá que resolver coordinándose con otros profesionales ocupados en el mantenimiento de las instalaciones.

Algunas de las funciones principales del trabajo de recepcionista de hotel serán la gestión de reservas, atención del teléfono y saber si hay habitaciones disponibles para alojar a nuevos viajeros. Ejecutar a tiempo el bloqueo de habitaciones que se encuentren en mal estado.

Te ocuparás del trámite de las cuentas por cobrar, es decir, las cantidades que adeuda el cliente de un hotel.

Adicionalmente, en las recepciones surgen todo tipo de peticiones por parte de los clientes. Unas formarán parte de los cometidos y otras saldrán de estos límites por lo que habrá que desarrollar la asertividad para poder hacer tu trabajo sin acceder a cuestiones que no están dentro de tus funciones.

Llevar el control de las personas que entran y salen del hotel, es otra de las principales tareas de un recepcionista.

En los hoteles más pequeños probablemente tengas que ocuparte de una mayor variedad de tareas. Además de gestionar la recepción quizás te hagas cargo de un pequeño bar o de acompañar a los clientes para indicarles dónde están sus habitaciones.

Formación como recepcionista

Para el acceso a un empleo en recepción de base no siempre es necesario una formación específica aunque haber realizado algún curso relacionado será determinante en algunos procesos de selección.

Los estudiantes de Turismo suelen hacer prácticas en la recepción de los hoteles, es una forma de tomarle el pulso al sector y acumular experiencia mientras se simultanean estudios.

Cuando se exige formación, habitualmente es en hoteles de mayor calidad turística y certificados con varias estrellas.

En algunas ofertas de empleo dirigidas a recepcionistas se solicita explícitamente el conocimiento de herramientas de gestión de reservas como Tesipro o Opera PMS, Amadeus, IDS . Si tienes conocimiento de estas aplicaciones resáltalas en tu CV y añádelas en el cuerpo del correo si te inscribes en una oferta a través del e-mail.

El Curso de Recepcionista de Hotel incluye temario teórico-práctico, manejo de programa de gestión hotelera e idiomas, y te permite acceder a prácticas en hoteles que serán fundamentales para acceder a un empleo.

Condiciones laborales del trabajo de recepcionista de hotel

El tipo de contrato que puedes obtener dependerá de si el hotel se encuentra en una zona turística por temporadas, la de verano en los lugares costeros, o la de invierno con la temporada de esquí o si el alojamiento es en una ciudad con turismo durante todo el año. En el primer caso, probablemente tendrás un contrato por tiempo determinado que se extenderá por lo que dure la temporada. En el segundo, seguramente tendrás un contrato indefinido.

Normalmente no tendrás un mismo turno todas las semanas. Es un tipo de profesión que suele desempeñarse en turnos rotativos.

La retribución de un recepcionista dependerá del número de estrellas que tenga un establecimiento. Tener un buen sueldo de recepcionista también tiene que ver con la experiencia y con las habilidades que se hayan desarrollado. La media salarial, según la página tusalario.net, está en 1.263 euros brutos al mes. El salario se puede ver incrementado por los pluses de nocturnidad y transporte.

Fuente: Infoempleo