3 tips para ayudarte a salir de tu Zona de Confort 🏃‍♀️

Todos y todas conocemos el término Zona de Confort, ahora bien, ¿nos atrevemos a salir de ella? En el artículo de hoy te daremos 3 tips para ayudarte a salir de tu Zona de Confort. Úsalos para reflexionar y ponlos en práctica si deseas mejorar tu desarrollo personal y sentirte más realizado/a y feliz.

La mayoría de personas nos sentimos muy cómodos en nuestra rutina y al pensar en hacer algo nuevo ésta idea nos genera temor o rechazo. ¿Lo haré bien? ¿Qué pasará si fracaso? ¿Estaré preparado/a para hacerlo?, estas son algunas preguntas clásicas que se nos pueden venir a la cabeza. Nos perdemos muchas experiencias por miedo a lo desconocido y esto impide nuestro crecimiento personal, profesional y espiritual.

Para encontrar nuestro propósito en la vida y realizarnos como personas necesitamos llegar a conocernos; conocer nuestra personalidad, gustos, fortalezas y debilidades. Pero si nos quedamos estancados en nuestra comodidad, nos quedaremos pensando: ¿qué hubiera pasado si…? ¿y si hubiera hecho tal cosa, quién sería hoy?

¿Qué pasaría si te fueras a quedar para siempre como estás hoy?, ¿te gusta la vida que llevas o te estás privando de muchas experiencias por miedo?

Concepto de Zona de Comfort ⭕

Podemos definir el concepto de zona de comfort según dos enfoques:

  • Para la psicología es una zona mental donde no se tiene sensación de riesgo; por lo tanto, puede ser un estado recomendable a la hora de evitar situaciones de mucho estrés.
  • Para el coaching se trata de un lugar mental limitativo para el crecimiento de la persona, ya que al sentir seguridad no se busca crecer más ni aprender cosas nuevas.

Por tanto, la zona de confort puede ser adecuada para ciertas situaciones, pero si quieres crecer, te animamos a que pruebes a salir de ella para así afrontar nuevos retos.

1. Determina tu Zona de Confort ❓

Lo primero es conocer tu zona de confort y sus limitaciones, ¿por qué te gustaría salir de ella?

En segundo lugar, has de saber que salir de tu Zona de Confort no implica tener que hacer cambios extremos ni saltar al vacío. Te sugerimos empezar haciendo pequeños cambios en tu rutina. Siempre es bueno tener experiencias nuevas. Estos pequeños cambios quizás te lleven a pasos más grandes que estimulen tu aprendizaje y el logro de tus sueños y metas.

2. Aprende a controlar el miedo 😨

Lo primero es reconocer tu miedo y aprender a gestionarlo y afrontarlo. El miedo siempre va a estar ahí, nos acompaña a todos lados. El que diga que nunca tiene miedo, está mintiendo. Lo importante es que reconozcas tus miedos y sepas cómo manejarlos para que no paralicen tu crecimiento personal y profesional. Te recordamos, como antes, que es mejor dar pasos pequeños e ir tendiendo puentes, pero avanzar. A veces enfrentar un miedo de forma radical puede ser contraproducente. En todo caso, anímate a romper con tus hábitos de evitación y prueba a ir haciendo cosas nuevas, poco a poco, notarás un cambio en tu actitud y cómo vas ganando energía para afrontar más retos.

Tip: Cada vez que el miedo te paralice puedes pensar en el por qué estás haciendo lo que estás haciendo. Al recordarte las razones te motivarás e impulsarás a hacerlo.

3. Trabaja la confianza en ti mismo/a 🏆

Confiar en ti es el paso más importante si quieres salir de tu zona de confort. Necesitas tener un cambio de mentalidad, más positivo, optimista y con mucha motivación. Tú eres capaz de lograr grandes cosas si te lo propones, y si quieres salir de tu zona de confort lo más probable es que sea porque quieres llegar lejos con tus metas, y para esto necesitas confiar en ti, en que eres capaz de lograr grandes cosas.

Y si sales de tu zona de confort y haces cosas que no funcionan para ti, sea porque no te gusta hacerlo o no eres buena en ello, no te sientas mal, porque todo es un aprendizaje. Ahora tendrás una mejor idea sobre quién eres y quién quieres ser.