7 claves para evitar la procrastinación ⏰

Decía con razón el filósofo griego Teofrasto que «el tiempo es la cosa más valiosa que el hombre puede gastar«. Y en efecto, el tiempo es tan valioso como irrecuperable. Siendo así, el único gran poder que tenemos sobre el tiempo es nuestra capacidad para aprovecharlo.

En definitiva, la gestión del tiempo es una habilidad central en nuestras vidas, pues si no controlamos nuestro tiempo y no somos capaces de acometer nuestras tareas en un tiempo determinado, difícilmente realizaremos nuestros objetivos y metas personales. El arte de gestionar bien el tiempo, es también el arte de evitar la procrastinación. Así que lo fundamental aquí son la disciplina y la fuerza de voluntad.

Si gestionas mal tu tiempo, no te preocupes, pues como pasa con cualquier otra habilidad puedes dedicar esfuerzos a desarrollarla y mejorarla. ¡Todo es cuestión de entrenamiento!, ensayo y error.

Así que, sin más dilación, te dejamos aquí 7 claves para gestionar bien el tiempo:

Claves para evitar la procrastinación y gestionar bien tu tiempo ✅

  1. Haz un horario y síguelo. En él pon todas las tareas que te tocan hacer durante ese día. Tampoco te lo tomes al pie de la letra: sé flexible, ya que pueden surgir contratiempos de última hora. Lo importante de esto es generar unas rutinas que nos van a permitir ser más eficientes con nuestro tiempo.
  2. Clasifica tus tareas en normales, importantes y urgentes. Otra clave para gestionar bien el tiempo es saber priorizar. Hacer una lista con tus tareas y ordenarlas te aportará claridad mental para saber cuál es el siguiente paso.
  3. Toma nota del tiempo que finalmente le dedicas a cada cosa. Así, no sólo serás consciente de si estás dedicando demasiado tiempo a algo o te estás distrayendo, sino que cada vez harás un horario más real y exacto.
  4. Ten disciplina. De nada sirve hacerse un horario si luego no tenemos la fuerza de voluntad y constancia para llevarlo a cabo.
  5. Apunta también tus objetivos semanales y diarios. De esta forma te organizarás mejor y no te olvidarás de nada.
  6. Evita a los grandes enemigos del tiempo: redes sociales, móvil y demás distracciones. Deja esto para esos ratos de descanso que también apuntes en tu horario habitual.
  7. Se realista y no apuntes demasiadas cosas en tu día a día. Tenemos 24 horas cada día y de estas 24, 7 u 8 horas las dedicamos a dormir. Si somos realistas con esta organización no nos sobrecargaremos de trabajo y estudio y también tendremos tiempo para descansar. Los descansos son también necesarios en nuestro día a día.