Alumno de oposiciones Policía Nacional en Academia Formas Almería

Entrevistamos a nuestro antiguo alumno de la oposición de Policía Nacional Pedro P.B. y actual miembro del Cuerpo destinado en Madrid.

Hola Pedro, nos alegra mucho saber de ti, que estés tan contento con tu destino y sobre todo con el trabajo que desempeñas. Nos sentimos muy orgullosos de ti.

Muchas gracias por dedicarnos un ratito para explicar tu experiencia y que los chicos que hoy se están preparando vivan en primera persona el premio a tanto esfuerzo.

  • Pedro, ¿por qué querías opositar a la Policía Nacional?

 Siempre me había atraído este cuerpo y sus funciones, sobre todo las de investigación, además siempre me gustó el deporte.

Al estudiar economía, entré a trabajar en el mundo de la empresa privada, bancos…Y la verdad es que al tener que desarrollar funciones de comercial para las que no tenía aptitudes, fue una labor decepcionante, aunque sin embargo sí que adquirí una gran experiencia.

Así que decidí dar un giro a mi vida laboral y me decidí por esta oposición, la cual me daría la posibilidad de algún día aunar mis dos pasiones: La economía y la policía (como así es en la actualidad, siendo investigador de delitos económicos y financieros).

  • ¿Qué fase de la oposición te resultó más difícil?

La fase de oposición fue un largo proceso, con muchos altibajos, pero tienes que ser constante y tener tu objetivo siempre presente.

Dado que aún tenía hábito de estudio, al principio las pruebas físicas eran las que más preocupación me suscitaban, pero con un buen entrenamiento en el gimnasio las superé sin problemas.

  • La tan temida entrevista personal, ¿fue tan dura como pensabas? ¿Crees que es importante prepararla?

Para mí no fue dura, es normal ponerse nervioso, pero una vez que entré y empecé a hablar, todo fue bastante bien.

Es importante prepararla, llevar una idea de lo que te pueden preguntar, pero una vez en ella mi consejo es ser natural, claro y no dudar en tus respuestas y explicaciones.

En mi caso, al entrar me encontré con dos mujeres, una inspectora de policía y una psicóloga. Me invitaron a sentarme y me preguntaron varias veces sobre mi experiencia laboral, que siendo licenciado por qué no me presentaba a la escala ejecutiva, insistían en que si había estudiado otra cosa y que si luego no me gustaba qué iba a hacer… A pesar de darle muchas vueltas al tema, no sucumbí, tenía la idea clara y fui sincero, así que lo superé con éxito.

También tuve que hablar sobre mi vida personal, si tenía novia y qué pensaba de que me tuviera que ir a Ávila casi un año, con lo lejos que está de Almería, que si tenía algún familiar en la Policía o conocía a alguien, que me describiera a mí mismo con aspectos positivos y negativos míos… 

Al final no estuve más de 10 ó 15 minutos, fue todo muy natural, en ningún momento me sentí mal, e incluso acabamos la entrevista riendo y todo.

Un aspecto muy a tener en cuenta es contestar todas las preguntas de manera correcta en el test psicológico previo, ya que es donde se van a basar después para la entrevista.

  • Pedro, ¿aprobaste en la primera convocatoria a la que te presentaste? ¿Cuánto tiempo te llevó ingresar?

Aprobé a la primera, el proceso fue largo, un año de preparación, prácticamente otro año en el proceso de oposición y finalmente el año de Ávila, aunque mereció la pena.

Yo tenía mucha confianza en mí y es fundamental no solo aprobar, si no sacar el mejor resultado posible porque la competencia es elevada.

  • Nos gustaría que nos contaras como fue el proceso de exámenes. (si fue test o supuesto, cuánto tiempo transcurrió entre prueba y prueba.. cuanto tardó en salir las notas…..como te enteraste del aprobado…)

El proceso de exámenes empezó, si no recuerdo mal, sobre el mes de Octubre. El examen teórico, tipo test, fue lo primero a lo que nos tuvimos que enfrentar. Recuerdo que, aunque lo llevaba preparado, no me pareció sencillo, aunque sí sabía que me daba para aprobar. Los simulacros de exámenes que realizaba en la academia me resultaron verdaderamente útiles.

Las notas saldrían en un mes y tres meses después haríamos las pruebas físicas.

Pasarían otros tres meses hasta que hicimos el test psicológico, en el que te realizaban muchas preguntas sobre personalidad y aunque no eran difíciles de contestar, sí que tenías poco tiempo y tenías que estar muy concentrado y ser rápido.

Un mes después iríamos a la entrevista a Madrid y de 5.000 que quedábamos, más de la mitad no la pasarían (eran 1.950 plazas más o menos).

En un mes recibí la llamada de mi profesor, Antonio, el que me preguntó si tenía hecha ya la maleta para irme a Ávila y no me lo podía creer, fue uno de los días más felices de mi vida.

  • Qué consejo le darías a los alumnos que, como tú en su momento, preparáis con tanta ilusión, las pruebas ingreso.

Mi consejo es que sean constantes, que confíen en sí mismos, yo siempre decía que una plaza era para mí y aquí estoy.

Luego, evidentemente, el trabajo es fundamental, tendrán que esforzarse muchísimo para alcanzar la meta, hay mucha competencia, pero se lo tienen que creer y si no puede ser, al año siguiente habrá más suerte.

En definitiva, para mí, los factores determinantes son la confianza, la constancia, el trabajo y la suerte (y como en este último no podemos influir habrá que trabajar los demás).

  • Cuáles son los errores más comunes en un opositor a este cuerpo que se deberían evitar por encima de todo.

Hay que ir trabajando todos los aspectos de la oposición (teoría, físicas, psicotécnicos, entrevista…) desde el principio, diariamente, haciendo más hincapié conforme se acerque cada tipo de prueba.

El temario hay que verlo desde un punto de vista abierto, no dar nada por hecho y no confiarse en lo que hayan puesto el año anterior o en previos.

Es útil entrenar los simulacros de exámenes, te ayudarán a enfrentarte al examen final.

Insistir que en el test psicológico es fundamental responder a todas las preguntas, de no ser así, es muy difícil superar la entrevista personal.

Una vez en la entrevista, hay que ser claro, conciso y también un poco original, pensad que el que está delante ya se sabe todas las técnicas que puedes llevar automatizadas, del tipo cómo sentarte o la forma de responder a determinadas preguntas.

  • ¿Qué crees que puede aportar a la preparación de las pruebas matricularse en un centro de formación especializado?

Desde mi punto de vista, es fundamental matricularse en un centro de formación, porque te ayudará a enfrentarte a las pruebas, te mantendrán actualizado, convivirás con otra gente en tu misma situación, te motivarán  y sobre todo, conseguirás trabajar habitualmente, con constancia y determinación para alcanzar el tan ansiado objetivo.

 

Pedro, ha sido un placer charlar contigo. Te deseamos una brillante carrera profesional.

Esperamos que tu experiencia sirva de motivación a los chicos que, con tanto esfuerzo e ilusión, se preparan para ingresar en el Cuerpo de la Policía Nacional.

Cursos relacionados

[portfolio count=»3″ thumbnail=»true» category=»10″ randomize=»true»]