Alumnos Auxiliar Veterinaria de la academia FORMAS Formación realizan formación práctica en la Sociedad Protectora de Animales de Roquetas de Mar en Almería.

Nuestros alumnos Auxiliar Veterinaria visitaron el pasado 5 de diciembre la Sociedad Protectora de Animales de Roquetas de Mar en Almería y en estas líneas os queremos mostrar la crónica del día.

«El objetivo de nuestra visita era enseñar y concienciar a todos los estudiantes de esa “otra realidad” para muchas mascotas, de forma que desde sus futuros trabajos informen y aconsejen sobre la importancia de la adopción. También queríamos enseñarles el trabajo tan importante que se hace desde la protectora, las necesidades y problemas a los que se enfrentan y como nosotros, como auxiliares de veterinaria y amantes de los animales les podíamos ayudar. Nos explicaron la labor tan fundamental que hacen los voluntarios, pieza fundamental en la Protectora y sin la que no podrían seguir adelante.

La labor fundamental del voluntario es la de socializar a los animales: pasearles, jugar con ellos, darles atención y caniño…esta labor se puede realizar desde la visita a sus instalaciones en los días y horarios habilitados para ello o mediante otra opción que ellos llaman “familias de acogida” que es poder llevarte un perro a casa los días que puedas y por el tiempo que decidas pudiendo apadrinar si tienes algún interés especial por uno en concreto.

Llegamos a la protectora a las 10.30 de la mañana con muchas ganas e ilusión por todas las actividades que nos habían programado. Como siempre, nos recibieron y atendieron estupendamente.

Primero nos hablaron de su trabajo, la labor que realizan con todas las mascotas desde la recepción: lo primero es vacunar, desparasitar y microchipar a todos ellos ya que no se sabe en que condiciones vienen.

Tenían programadas varias curas que realizamos bajo la atenta mirada y supervisión de Ana, su veterinaria. Nos enseñaron a limpiar e higienizar las zonas, realizar la cura, administrar pomadas e inyectarles el antibiótico como última fase. Además de las curas, asistimos a la esterilización de dos perros. Fue una experiencia tremendamente formativa de la que aprendimos muchísimo con las explicaciones paso a paso de la veterinaria. Para alguno de nuestros alumnos, fue un poco estresante enfrentarse por primera vez a una operación y tuvimos alguna bajada de tensión que después de un poco de aire y tranquilidad quedó como mera anécdota».

Hasta aquí la crónica de nuestra jornada. No quería terminar sin agradecer a Marina y al personal de la Protectora la oportunidad que nos han brindado  de conocerles y descubrir la labor que hacen con tantísimo cariño.

Al finalizar la visita, los alumnos de Auxiliar de Veterinaria, con las ganas de ayudar y hacer algo por ellos, además del voluntariado y la adopción, vamos a organizar, otro año más, para Navidad un Papa Noël para los perros. ”