Cómo preparar tu CV para el Verano 2018

El verano es un buen momento para encontrar un empleo. ☀️No sólo se multiplican las ofertas habituales en sectores como el del turismo, la restauración y los servicios sino que también, debido a las vacaciones de los empleados que han trabajado el resto del año, las empresas necesitan sustitutos de esos puestos para hacer suplencias. Pero antes de nada, es momento de repasar y actualizar nuestro CV para dejarlo impecable y listo para ser seleccionado. ✨Descubre cómo preparar tu CV para el Verano 2018 a continuación:

Adecúa tu CV a la oferta concreta. ✅

A la hora de preparar tu CV para el Verano, lo primero que debes tener en cuenta es la importancia de que tu CV se adecúe a la oferta. Es mucho más probable que te escojan si ayudas al proceso de selección resaltando la información que el seleccionador está buscando. La cantidad de puestos que has desempeñado a lo largo de tu vida no es relevante a los ojos de un reclutador que tiene que analizar cientos de CV. La información accesoria ocultará la importante y se corre el peligro de ser descartado en un proceso de selección automatizado donde un sistema busca esta información y si no está visible deshecha el CV.

Usa las keywords relacionadas con tu área. 🔑

Por ejemplo el trabajo en ventas también se enuncia como key account manager, hazlo constar en algún momento en el CV. Otra competencia importante que debe aparecer es la relacionada con el software que manejes. Por ejemplo si estás buscando empleo en turismo es importante que reseñes Amadeus dentro del apartado de las habilidades tecnológicas.

Usa una dirección de correo adecuada. 📧

Si tienes que enviar el CV por e-mail, en primer lugar, hazlo desde una dirección de correo electrónico que lleve tu nombre. Evita aquellas direcciones que suenen a broma o demasiado familiar. Indica en el asunto CV Nombre_Apellidos y el nombre del puesto al que postulas.

No olvides resaltar tus habilidades blandas. 🎭

Además de tus competencias para el empleo, dedica también un apartado a habilidades blandas (softskill) con las que cuentes. Algunos ejemplos son: capacidad de autonomía, liderazgo, autorregulación, proactividad, creatividad, innovación, positividad, resiliencia, ingenio, empatía, constancia. Estas habilidades tienen que ver tu conducta y actitud vital y las has adquirido durante tu vida al enfrentarte a diversas situaciones.

Escribe una carta de presentación. 💌

Utiliza el cuerpo del correo para escribir una carta de presentación y explica de forma escueta por qué motivo tu perfil se ajusta a la oferta. Esmérate en esta parte y haz que resulte atractivo lo que cuentas. Intenta ser original pero con elegancia y evita manidas fórmulas de cortesía. Recuerda poner todas tus formas de contacto en este escrito, incluidas las redes sociales para que no haya ningún problema a la hora de comunicarse contigo.

Revisa tus redes sociales. 👤

Muchos reclutadores reconocen que echan un vistazo a las redes sociales de los candidatos antes de tomar una decisión. No podemos arriesgarnos a que lo que vea en el perfil sea determinante para tomar una decisión sobre la candidatura…en negativo. Por otro lado, cuando estás buscando trabajo es interesante construir un escrito con visión SEO, es decir, incluyendo las palabras claves por las que un seleccionador buscará en la red y que las encuentre en el perfil de tus redes sociales.

Vigila tu ortografía en todas las comunicaciones. ✍️

No te fíes únicamente de las correcciones del procesador de texto: repasa siempre lo que hayas escrito. Hay cosas que el procesador no las detecta pero sí un ser humano que lee tu CV entre otras decenas de ellos. En un proceso de todos los puntos cuentan tanto en positivo como en negativo.

Elige el tipo de CV que más te favorezca. 💅

¿Es tu primer empleo? Resalta las habilidades y competencias adquiridas durante tus años de formación así como los logros académicos obtenidos. Si has pasado un periodo sin empleo, lamentablemente, algo que le ha ocurrido a muchas personas en este tiempo, evita los CV cronológicos. Elige un CV con competencias sin darle demasiada relevancia a las fechas. Pon en valor las ganas que tienes de volcarte con un empleo tras un periodo en el que no has sido contratado por ninguna empresa (y que no por ello has estado parado). Presentar la información de este modo te favorecerá y no estás mintiendo, algo que te descartaría sin remedio.

Utiliza verbos de acción. 🎬

Todo comunica en tu CV, y los verbos no son menos: al redactarlo utiliza verbos de acción que denoten proactividad, ganas de trabajar e implicación. Emplea “organicé”, “promoví”, “supervisé”, “desarrollé”, “dirigí”… Describe tu experiencia describiendo brevemente en qué consistía el proyecto, qué función desempeñaste en él y finalmente qué logros obtuviste. El entusiasmo será bien visto.

No sólo salgas guapo/a en la foto. 🤳

Si optas por incluir foto en el CV cuida todos los detalles. Hazte la foto con una prenda favorecedora y formal y asegúrate de que el fondo de la imagen es neutro para que resalte tu persona. No es obligatorio sonreír en la foto del CV pero si eso te sienta bien, no lo dudes, hazlo. Evita añadir una foto desactualizada en la que se note demasiado que ha pasado el tiempo o una foto de mala calidad.

Ahora que ya sabes cómo preparar tu CV para el Verano, sólo nos queda desearte ¡ánimo y suerte en la búsqueda!

Fuente: infoempleo