Cómo rendir mejor en el estudio en menos tiempo ✍️

¿Sientes que las horas vuelan estudiando en tu escritorio pero nunca parece suficiente?… Si te sientes identificado/a, quizás te interesen estos trucos sobre cómo rendir mejor en el estudio en menos tiempo. ¡Sigue leyendo!

Aprende a concentrarte y estudiar desde casa

Que no todo el mundo logra concentrarse con la misma facilidad es un hecho y esto puede observarse muy bien en el rendimiento del estudio. Crear un hábito es lo que va a marcar la diferencia en este sentido y está en tus manos.

1. Encuentra el lugar adecuado

No, el lugar adecuado no es tu cama, por cómoda que sea, y precisamente por esto último. La distancia entre la siesta y el estudio debe ser mayor si realmente quieres aprovechar el tiempo.

Busca un lugar donde puedas concentrarte y evites distracciones. Ya sea en tu escritorio, en el sofá o sentado en el suelo.

2. Elimina las distracciones

Muchas personas eligen estudiar en lugares como la biblioteca precisamente porque consideran el hogar como un cúmulo de posibles distracciones: el ordenador, la consola, la tele, y ese capítulo de tu serie favorita que acaba de salir…

En tu mano está eliminar todas tus distracciones de tu vista. No te olvides tampoco de apagar tu teléfono o al menos usar una app que te permita bloquear las notificaciones y evitar que te distraigan. Incluso puedes usar algunas herramientas que te permitan limitar el uso de tu ordenador.

Además te recomendamos que comas antes de ponerte a estudiar, así reducirás la tentación de levantarte para coger algún aperitivo.

3. Aprende a decir «no» ❌

Es genial tener buenos compañeros de piso o poder contar con el apoyo de tu familia, pero cuando llegan los exámenes tu prioridad debe ser estudiar.

No decimos que tengas que ser desagradable con ellos o que no puedas tener ningún contacto… Pero si te proponen algún plan no tengas miedo de decir que no. Usa unos auriculares o tapones para silenciar el ruido de fuera y verás que es mucho más fácil concentrarse.

4. ¡Tómate un respiro!

Sí, por supuesto que en exámenes la prioridad es estudiar y que debes aprovechar muy bien el tiempo del que dispones. Pero eso no quiere decir que lo hagas sin ninguna clase de descanso hasta llegar a la extenuación.

Tómate un descaso de 5 o 10 minutos por cada hora que hayas estudiado. Aprovecha para ir al baño, tomarte un café o incluso dar una vuelta rápida con la que despejar tu cabeza.