Cómo trabajar la confianza en ti mismo

A lo largo de la existencia de este blog, hemos dado numerosos consejos sobre cómo encontrar empleo o rendir mejor en los estudios. Hoy nos centraremos en algo básico que afecta a todas las esferas de tu vida, y que por tanto también puede ayudarte en tu carrera profesional: cómo trabajar la confianza en ti mismo.

Es muy común que nos sintamos inseguros e incluso tendamos a magnificarlo y nos comparemos con nuestro entorno, cuando realmente es un problema que afecta a todas las personas en mayor o menor medida.

Si bien estarás harto de oír que debes trabajar la confianza en ti mismo o que “simplemente confíes en ti”, esto no es tan sencillo y pocas veces se nos explica cómo hacerlo.

Descubre y potencia tus valores 🙆

Por mucho que te repitas en el espejo que “eres valioso” o que “tú puedes”, si este tipo de frases están vacías de contenido no conseguiremos hacer un cambio trascendental. Quizás aumentemos nuestra motivación y positividad de forma pasajera, pero no iremos a la raíz del problema.

Si eres una persona insegura y haces el ejercicio de escribir en una hoja tus virtudes y tus defectos, la balanza se decantará hacia el lado de los defectos. He aquí el problema: somos lo que pensamos que somos.

Si tú mismo no te reconoces como una persona valiosa tu seguridad difícilmente podrá aumentar. Para aumentar la seguridad en uno mismo, debemos mirarnos desde otra perspectiva diferente, mucho más positiva, amorosa y realista.

Conoce tus puntos fuertes 🔥

Si no te valoras lo suficiente y te consideras una persona poco valiosa va a ser difícil aumentar tu seguridad.

Es importante ser consciente de que cada persona brilla en algo. Unos lo descubren rápido y no dejan de potenciarlo y mostrárselo al mundo. Mientras, otros no consiguen detectarlo y no dejan de compararse con quienes supuestamente hacen las cosas mejor que ellos.

Además, es también una cuestión de perspectiva: lo que para uno es un defecto para otro es una virtud. ¿Y si te plantearas un defecto que consideras que tienes desde otro ángulo? ¿Podría ser considerado una virtud?

Cambia el color de las gafas con que miras 👓

Imagina a una persona tímida que considera que este rasgo es un defecto y teme el rechazo de las personas seguras en sí mismas.

Otras personas en cambio, consideran su timidez una virtud, porque piensan que posee una gran sensibilidad, un gran mundo interior y que cuida a las personas que quiere.

Como ves, nada es absoluto y todo puede enfocarse desde distintos prismas. Todo tiene un lado bueno y un lado malo, incluso varios, así que, ¿qué tal empezar por reconsiderar las creencias limitantes acerca de ti mismo?

Tú puedes hacer que lo que ves como un defecto, pase a ser una virtud, viéndolo desde la perspectiva de lo positivo. Si logras centrarte en lo bueno que tienes y lo explotas, tu seguridad aumentará poco a poco.

Esperamos que te hayan servido estos consejos para trabajar la confianza en ti mismo. Y recuerda que una vez cambies la forma en que te miras, todo lo demás cambiará con ello. ☺️