El abrigo de los perros en invierno

En esta noticia destacamos parte de la información del artículo titulado ¿Necesitan abrigo los perros en invierno? y publicado en la página web www.rtve.es.

Desde hace unos años, cuando el frío aprieta, los dueños enfundan a sus perros en abrigos de los más variados por las calles de la ciudad. Los perros tienen pelo que los protege; los abrigos, ¿son una moda o una necesidad?

El veterinario Javier Gómez de la Clínica Ginzo de Limia en Madrid, asegura que si son jóvenes no lo necesitan porque cuando salen a la calle corren y saltan tanto que generan suficiente calor. Sin embargo, cuando son viejitos se sientan o caminan muy despacio, en ese caso es conveniente ponerles un abrigo para que protegerse del frío.

Hay razas diseñadas para combatir el frío con eficacia que tienen un pelo especialmente denso, como el san bernardo, el pastor de los pirineos o el husky. Hay otras razas como el bóxer o el dálmata que tienen el pelo muy cortito y si la temperatura exterior es baja en contraste con la del hogar no está de más ponerle un abrigo de refuerzo.

El perro tiene una temperatura media de 38,5 ºC. Para luchar contra el frío dispone de pelaje protector que retiene una capa de aire sobre la piel, que la aísla del exterior. Otro mecanismo que utilizan los perros para evitar perder calor es el mismo que usamos los humanos: la constricción de los vasos sanguíneos de las regiones periféricas del cuerpo, como las patas, las orejas y la piel.

El perro recurre a un mecanismo de emergencia, tiritar, es decir, sufre temblores, que son movimientos rápidos de los músculos que generan calor. Sucede en los perros que no están habituados a las bajas temperaturas.

Fuente: www.rtve.es, fecha de publicación 9 Febrero 2014

Si te gustan los perros y quieres aprender todo acerca de sus cuidados, no te puedes perder nuestro curso de Auxiliar de Veterinaria que podrás realizar en las academias de Almeria, Granada, Malaga.

La formación se realiza en grupos reducidos y con atención individual y personalizada. Es impartida por profesionales de contrastada experiencia y con temarios de calidad y siempre actualizados.

Nuestros curso de Auxiliar Veterinaria constan de dos partes. Primero se realiza la formación teórico-práctica en aula y en segundo lugar se realizan prácticas en Centros Sanitarios.

Gracias a esta formación y con tu propio esfuerzo conseguirás llegar a formar parte del grupo de cientos de alumnos que cursaron el curso en Formas Formación y hoy en día trabajan como auxiliares de veterinaria en Clínicas Veterinarias, tiendas de animales, etc.

Pregúntanos