Cómo escribir tu presentación de LinkedIn en 5 pasos

Nos pasa a la hora de redactar nuestro CV y nos pasa también cuando tenemos que escribir nuestra presentación en Linkedin, nos sentimos perdidos/a, no sabemos qué poner ni que enfoque darle. Si te has visto en esta tesitura, a continuación te ofrecemos un resumen de los 5 pasos fundamentales para escribir tu presentación de LinkedIn.

Estos mismos consejos también te serán útiles si necesitas redactar una carta de presentación para un proceso de selección, ya que en esencia es lo mismo.

No es fácil hablar de ti mismo/a

Hablar de ti no es nada fácil y menos cuando tienes que presentarte de forma atractiva y diferente en el mundo virtual. No basta con escribir lo primero que se nos vine a la cabeza, ni aquello que nos hace especiales sin pensar en el potencial lector de ese texto.

Puede que LinkedIn sea una de las redes sociales en que más nos exponemos, en la medida en que hablamos de nuestra trayectoria laboral y formativa. Como ya sabes, esta red social, que tiene más de 400 millones de usuarios en el mundo, es una de las herramientas que más se usan actualmente para buscar empleo, contactar con otros profesionales y hacer “networking” desde casa.

Lo que hay que saber para escribir una presentación de LinkedIn?

Escribir una presentación en LinkedIn no es complicado. Así es como no debes empezar:

“Soy una persona multidisciplinar, proactiva, puntual y responsable. Tengo capacidad de visión global en la resolución de situaciones delicadas y gran sentido de la responsabilidad.”

Así que toca mirarse en un espejo, analizarse y ser sinceros. Pero sobre todo toca atreverse a destacar del resto si queremos dejar huella en la persona que nos lee. Y para que nos lea tienes que escucharle primero y hablar después.

1. Lo bueno, si breve…

Quizás hayas estudiado mucho, hecho mil cursos, tengas mil habilidades y aficiones y además, hables tres idiomas, pero si tuvieras que contar todo esto podrías llenar párrafos y párrafos de información detallada que el lector realmente no necesita saber.

Todo es importante y todo te hace ser quien eres… pero… mejor si puedes contarlo en un sólo párrafo o seleccionar aquello que crees más relevante para la persona que lee.

Piensa que según algunos estudios un “head hunter” de recursos humanos dedica sólo 6 segundos para crearse una primera impresión sobre un candidato.

Por tanto, toca hacer que esos 6 segundos valgan la pena:

Prioriza la información que ofreces, de lo más importante a lo secundario; y elimina la información que esté anticuada o no sea pertinente para tu sector.

2. Ante todo, claridad.

Lo más normal es que quien visite tu perfil de LinkedIn no te conozca y que incluso no conozca la terminología técnica de tu sector.

Muchas personas buscan demostrar lo expertos que son en su campo y abusan del ingléstecnicismos y palabras rebuscadas que sólo complican la lectura.

Procura que tu presentación sea clara, como si le hablaras a un amigo, pero sin perder el punto de profesionalidad, es decir, sé cercano/a sin ser coloquial.

3. No te olvides del sector en que deseas estar

Piensa en esto: ¿A dónde quieres llegar?

Investiga el sector en el que quieres trabajar. ¿Cómo funciona?, ¿cómo se comunican?, ¿qué palabras clave debes usar?

Utilizar palabras claves demuestra que conoces el sector y que sabes “lo que se cuece”. Además, te posicionarán por delante de la competencia.

4. Utiliza verbos de acción

Aunque tu formación y trayectoria son muy importantes, lo que más preocupa a quien llega a tu perfil es saber qué es lo que puedes hacer por él o su empresa.

¿Podrías dar detalles sobre lo que has conseguido con tu trabajo? ¿Serías capaz de contar qué parte de tu trabajo ayudó en su momento a alcanzar los resultados que la empresa buscaba?

Puedes decir buenas cualidades de ti, ¿pero de qué sirve si no puedes demostrarlo? Demuestra el valor de lo que vendes a través de datos, hechos, testimonios o algún ejemplo.

Para hablar de ello lo mejor es que utilices “verbos”. Los verbos son acción, resultados y objetivos alcanzados.

5. ¿Te conoces?

Si no te conoces en profundidad, no podrás escribir una buena presentación. Necesitas ser capaz de analizarte: saber cuáles son tus virtudes, tus puntos fuertes y debilidades.

Sé sincero/a a la hora de mostrar tus fortalezas. No te inventes las cosas y usa palabras con fuerza para describir tu historia. ¿Qué haces? ¿Qué te hace ser especial.

Y por supuesto, cuida tu ortografía, gramática y sintaxis. Si no escribes bien sólo causarás una mala impresión.

Esperamos haber aclarado tus dudas sobre cómo escribir tu presentación de LinkedIn. Si quieres conocer el tema más en detalle visita la entrada de blog original.

Fuente: Maider Tomasena