¿Quieres opositar? Es necesario que te pares a pensar detenidamente para decidir la oposición que más te conviene prepararte. La titulación de que dispones determina el puesto al que puedes acceder. Existen diversos grupos de clasificación de funcionarios. Te lo explicamos a continuación.

Grupos de clasificación de funcionarios

Los grupos de clasificación de funcionarios marcan el nivel de estudios asociado al puesto que se ocupa. La formación requerida es distinta para un celador que para un inspector de hacienda, por poner un ejemplo. Existen tres grupos: A, B y C.
Grupo A: Este grupo es el que necesita de un grado más alto de titulación. Para acceder se necesita un grado o ser licenciado, doctorado, ingeniero o arquitecto. Existen dos subgrupos dentro de este nivel, el A1, para funciones de gestión, inspección, ejecución y control, y el A2, para funciones administrativas de nivel superior y no específicas de técnicos superiores.
Grupo B: Es necesario tener un título de técnico superior para acceder. Se realizan tareas administrativas correspondientes a esta jerarquía, además de tareas de ejecución y gestión.
Grupo C: Se dividen en dos subgrupos. Para el C1, hay que tener el título de bachiller o técnico y, para el C2, el título de la ESO. Se realizan funciones de seguimiento, registro, contabilidad, comprobación, incorporación de datos y atención al público, entre otras.
Existe otro grupo para el que no se requiere titulación alguna. Se trata del cuerpo de subalternos, y se encuentran denominados en el Estatuto Básico del Empleado Público como “otras agrupaciones profesionales”. Se encargan de tareas de vigilancia, custodia, limpieza o porteo, entre otras cosas.

Ser un funcionario de carrera

Una vez estás en la plantilla de funcionarios, si deseas una mejor posición y sueldo, puedes plantearte ascender en la escala.
La antigüedad será un factor importante a la hora de escalar dentro de tu subgrupo, lo cual se verá reflejado en tu nómina. Eso sí, en momentos de estrechez en las arcas públicas, dicha subida de sueldo puede congelarse.
Si lo que quieres es cambiar de grupo, una vez obtengas tu plaza puedes acceder a las oposiciones de promoción interna que se convocan para cada categoría, siempre y cuando cuentes con la titulación necesaria.

Fuente: Infoempleo