Cómo mejorar nuestra concentración según Cal Newport

Cal Newport es científico, profesor en la Universidad de Georgetown y autor de varios libros sobre cómo desarrollar nuestro pensamiento y nuestra concentración en un mundo en el que, cada vez más, vivimos rodeados de distracciones.

Hoy en día, vemos como los smartphones y las redes sociales se comen cada vez más nuestro tiempo y limitan nuestra capacidad de concentración.

Hemos llegado a tal punto de sobreexposición que el tiempo máximo de atención es 8 segundos, lo cual nos sitúa por debajo de muchos peces. En un mundo lleno de estímulos, es fundamental trabajar nuestra concentración para poder acometer tareas complejas y lograr objetivos. Este es el tema fundamental del libro Enfócate: Consejos para alcanzar el éxito en un mundo disperso, de Cal Newport.

 4 estrategias para mejorar nuestra concentración según Cal Newport

El enfoque monástico

Se alcanza mediante la limitación de los estímulos que te llegan, para así reducir el efecto que tienen sobre tu concentración. De esta manera, podrás dedicarte en cuerpo y alma a la tarea.

Un ejemplo de ello es lo que hace el escritor Tim Ferris para avanzar en sus libros: alojarse en un hotel en una ciudad donde nadie le conoce y centrarse en trabajar allí.

El enfoque bimodal

El enfoque bimodal consiste en dar prioridad al trabajo más relevante sobre lo demás. Se parece al enfoque monástico en que evita todas las distracciones, pero en este caso lo hace durante un periodo de tiempo concreto al día.

Un ejemplo sería indagar cuales son las horas del día que rindes más y durante esas horas sólo hacer el trabajo más útil o el más complejo.

El enfoque rítmico

Para este enfoque, en lugar de delimitar un gran bloque de tiempo para trabajar en el objetivo prioritario, se crean varios bloques pequeños con descansos entre ellos. Mientras que en el enfoque bimodal serían bloques de entre 4 y 6 horas en este caso serían bloques de 90 minutos.

El enfoque periodístico

Lo más habitual es que tu estilo de vida no te permite dividir cuando trabajas en qué y se basa en usar cualquier bloque de tiempo libre para enfocarte y hacer lo que Cal Newport llama Deep Work.

La meditación productiva para trabajar mejor, incluso si estamos descansando

Para Newport, la meditación productiva es usar el tiempo en el que no estamos trabajando para pensar en las tareas que nos interesan.

Si tienes que hacer unos recados y te preocupa cómo enfocar un trabajo, puedes pensar cómo solucionarlo mientras haces los recados,

De esta forma puedes aprovechar el tiempo que en un principio podría parecer tiempo no útil para hacer una tarea que te ayudará a la larga, pensar.

Empleando estos espacios, que antes no eran productivos, para avanzar serás capaz de hacer más cada día.

Termina de trabajar a la misma hora todos los días

Hoy en día cada vez es más popular la tendencia de trabajar todos los días y a todas horas, pero aunque parece que esto es más productivo la realidad es todo lo contrario. Trabajar constantemente lo único que hace es que sea más probable que acabemos quemados

Por eso para evitarlo y darnos tiempo para dejar que trabaje nuestro modo difuso, lo mejor que podemos hacer es acabar de trabajar todos los días a la misma hora.

Si creamos este hábito no solo tendremos la ventaja de que tenemos menos posibilidades de acabar quemados sino que además podremos usar el llamado modo difuso de nuestro pensamiento para pensar en nuevas formas de resolver problemas que no se nos habría ocurrido

Si haces esto además aprovechamos la Ley de Parkinson por la cual el trabajo que tenemos se expande de acuerdo al tiempo que le demos. Si en cambio ponemos límite a cuánto podemos trabajar cada día veremos que ya no nos distraemos tanto, simplemente porque no podemos ya que si lo hacemos no acabamos.