Pregunta de entrevista de trabajo: cuáles son tus puntos fuertes y puntos débiles ?

Cuando te preguntan por tus puntos fuertes y puntos débiles en la entrevista de trabajo, ¿cómo responder sin mentir ni caer en el cliché?

Responder con seguridad y evitar clichés ?

Muchos reclutadores al hacer esta pregunta buscan ver tu capacidad para responder con tranquilidad y seguridad a una pregunta compleja. Intenta responder con calma, para lo cual te ayudará haber preparado esta pregunta previamente.

Por otro lado, trata de huir de respuestas ensayadas a las que recurre todo el mundo. Algo habitual es responder que se trabaja bien en equipo y que se aprende rápido, algo que en cierta forma se presupone. Por ejemplo, algo muy común es tratar de responder con virtudes enmascaradas como defectos como ser demasiado perfeccionistas o concentrarse demasiado en el trabajo.

Ambos casos son demasiado típicos por lo que difícilmente te ayudarán a destacar. En su lugar, debes estudiar tus verdaderas fortalezas y debilidades para el puesto en cuestión y tratar de venderlas con naturalidad en la entrevista.

Fortalezas ❌

En cuanto a las fortalezas, la clave principal es centrarse en hechos más que en palabras. En lugar de decir que eres muy bueno con los números, puedes narrar cómo has usado esa habilidad para superar retos en el pasado o cómo te ha ayudado en otras empresas. Contar historias es algo muy efectivo, pues capta la atención del reclutador y da más credibilidad que valoraciones sin contenido.

Debilidades ✅

En lo que respecta a los defectos, si no tienen nada que ver con el puesto de trabajo mejor no los menciones. Por ejemplo, si eres alguien tímido/a y no vas a trabajar de cara al público, evita comentarlo. En lugar de esto, cuenta tranquilamente los defectos relacionados con el puesto de trabajo, evitando ponerte nervioso. Aquí el «cómo» es importante.

Lo que te hará destacar aquí es mostrar tu disposición y voluntad para corregir estos defectos, y para ello de nuevo, tendrás más credibilidad si recurres a historias. Si tu problema es que te distraes con facilidad y vas a trabajar en un lugar que requiere bastante concentración, cuéntales cómo conseguiste aprender a concentrarte en tu anterior trabajo gracias a tu fuerza de voluntad. Esto transformará la debilidad (distraerse) en una fortaleza (fuerza de voluntad), de forma natural, creíble y sin acudir al cliché que ya están hartos de escuchar.