Primeros auxilios veterinarios

Primeros auxilios veterinarios: Botiquin del perro

Segun publica la revista Eroski Consumer, los primeros auxilios son claves en una situacion de emergencia mientras que llega la atención veterinaria.

El botiquín del perro permite una primera actuación del dueño frente a una emergencia con el perro, como mordeduras, quemaduras y cortes. El botiquín resulta de gran ayuda para minimizar los efectos de la lesión hasta que el veterinario pueda atender al can.

Dolors Corredera, portavoz de los veterinarios catalanes, aconseja «tener en el botiquín del perro productos adecuados para una sencilla actuación, como desinfectar y vendar».

Botiquín del perro, material que no puede faltar

  • Gasas, vendas y esparadrapo para realizar un apósito en caso de una herida en el perro.
  • Alcohol y agua oxigenada para desinfectar y limpiar heridas. También existen gasas impregnadas en alcohol listas para su uso. Los desinfectantes yodados tampoco pueden faltar en el botiquín para el perro.Un producto recomendable en el equipo de primeros auxilios del can es una pastilla de jabón de vaselina o de coco: sirve para limpiar y desinfectar heridas provocadas por mordeduras.
  • Un termómetro es un elemento imprescindible para tomar la temperatura al perro.Debe ser de lectura rápida e irrompible, porque se coloca vía rectal durante 30 segundos.
  • El suero fisiológico para limpiar los ojos del perro. El suero no solo sirve para una actuación de emergencia (en caso de contacto con un irritante) sino que también para la higiene ocular habitual del perro.Este producto tiene diversos formatos: cajas con dosis independientes o recipientes de un litro.

Instrumentos útiles en la botica canina

Además de los productos básicos, se puede completar el equipo con determinados utensilios. Entre ellos:

  • Unas pinzas para retirar garrapatas o espigas atrapadas en el pelo del animal.
  • Un cortaúñas y una jeringuilla para administrar medicamentos y líquidos al perro.
  • Unas tijeras pequeñas y romas (sin punta) para cortar gasas o vendas.

Los veterinarios desaconsejan medicar al perro sin prescripción veterinaria, sobre todo si se hace con productos para personas.

Pero en un botiquín canino no está de más contar con medicamentos específicos para él. Entre ellos:

  • Una solución para limpiar los oídos del perro, sobre cuando tienen las orejas largas y caídas. De esta forma se previene la otitis.
  • Una pomada antiinflamatoria que alivie el prurito o irritación dermatológica.
  • Un medicamento para frenar la diarrea.
  • Un producto con propiedades analgésicas (contra el dolor) y antiinflamatorias.

Consejos para usar el botiquín del perro

El agua oxigenada es más recomendable como desinfectante para el perro que el alcohol. Según Javier Miner, veterinario, «el alcohol en una herida abierta puede provocar picor y dolor al perro«.

Sin embargo, el agua oxigenada no irrita tanto y es muy eficaz como desinfectante.

Si se usa alcohol o desinfectantes hay que rebajar el producto con agua.

Los perros con enfermedades crónicas, como dermatitis atópica (piel con tendencia a la inflamación) o artrosis, deben contar en su botiquín con el tratamiento recetado por el veterinario.

Asimismo, los perros alérgicos a picaduras de determinados insectos, como las avispas, deben tener en el botiquín el antihistamínico prescrito por el veterinario.

Los productos antiparasitarios también forman parte del botiquín del perro y sirven para mantener a raya pulgas, garrapatas y mosquitos transmisores de parásitos.

Fuente: Revista Eroski Consumer www.consumer.es de fecha 09/03/2013. 

Si quieres saber más sobre cuidados para tus mascotas, seguro que te interesa nuestro curso de Auxiliar de Veterinaria.

Pregúntanos ahora.