Recomendaciones para estudiar desde casa 🧑‍💻

El estado de alarma por el COVID-19 ha supuesto un gran impacto para toda la sociedad, que hemos tenido que adaptarnos a las nuevas circunstancias para cumplir con nuestras obligaciones y responsabilidades ante la emergencia sanitaria.

Como ya sabéis, en Formas Formación continuamos impartiendo las clases a través la plataforma de Aula Virtual, con los profesores a vuestra disposición para cualquier duda. ¡No os preocupéis porque no dejaremos de acompañaros y guiaros en todo momento!

Es innegable que estas circunstancias nos obligan a utilizar nuestro gran poder de adaptación: el confinamiento y mantener una rutina de estudio en casa exigen una mayor autodeterminación y disciplina. Por ello, os proponemos ver un pequeño lado positivo a esta crisis y planteárnoslo como un ejercicio de auto-conciencia y superación. ¡Juntos/as conseguiremos mantener el ritmo de siempre y aprender muchísimo estos días de confinamiento!

A continuación, nos gustaría transmitiros unos consejos básicos que os pueden ayudar a implementar una buena rutina de estudio desde casa:

Marcar un horario ⏰

Es fundamental mantener un horario para poder rendir en nuestras tareas a lo largo del día, empezando por levantarse a una buena hora. Es tentador quedarse en la cama hasta las 11:00 o 12:00 horas pero si queremos aprovechar el tiempo y tener una buena rutina de estudio y de vida, lo ideal es levantarse todos los días a la misma hora, de manera que así también regulemos el sueño y el descanso.

Al iniciar con puntualidad las tareas según el horario marcado, influiremos positivamente en la evolución del ritmo posterior del día. Por el contrario, al posponer el comienzo de la rutina generamos un impacto en forma de estrés y urgencia al tener la sensación de estar fuera de tiempo.

Además, es importante establecer un horario de estudio, respetando en la medida de lo posible el horario de clase.

Apuntaremos bien en la agenda las clases online y prepararemos con tiempo el ordenador para poder acceder a nuestro campus virtual. En las clases online, será importante estar atentos a lo que expliquen los profesores y no distraerse, sin dejar de apuntar nuestras dudas y preguntárselas a los profesores.

No solo es importante que planifiquemos de manera realista nuestro calendario, sino también que luego lo traslademos al ámbito de la experiencia. En circunstancias concretas, también es importante ser flexible. Por ejemplo, en el momento actual en el que la propia preocupación puede influir en la concentración.

Lista de tareas 📝

Además del planning de estudio diario, es importante hacer una lista de tareas con todo lo que tengamos que hacer. Un buen método es revisar cada asignatura y ver lo que tenemos pendiente.

Tener claros nuestros objetivos e ir tachándolos nos permitirá ser más productivos, establecer prioridades y evitar olvidos.

Espacios de descanso 🧘

Esta es nuestra parte favorita: es absolutamente necesario tener espacios de descanso.

Es necesario despejar la mente, estirar un poco las piernas, comer algo o hacer ejercicio en casa. También es saludable buscar tiempo para el ocio o algún hobby, así como buscar el calor de nuestros amigos y seres queridos a través de videoconferencia o redes en estos tiempos de aislamiento.

Evitar distracciones 📵

Una de las quejas habituales de quienes tienen que estudiar en casa es la facilidad con que se cae en distracciones, pero esto depende únicamente de uno mismo, por lo que tenemos que conseguir la disciplina adecuada para ser eficientes en nuestro estudio y así disponer luego de tiempo de descanso.

Aquí es clave identificar un lugar en el cual estudiar, libre de elementos que te distraigan como ruido, televisión o videojuegos.

El móvil es el mayor enemigo de la concentración estos días por lo que una buena política es mantenerlo lejos de tu alcance. Por mucho que se hable del multitasking o multitarea, lo cierto es que, neurológicamente tu cerebro no puede gestionar varias tareas a la vez de forma eficiente.

Cuando realizas dos tareas al mismo tiempo, en realidad lo que está haciendo el cerebro es desviar la atención rápidamente de la tarea A a la tarea B, y viceversa, no procesa en paralelo. Por tanto, es fundamental centrarse en una sola tarea hasta el final. De lo contrario, sentiremos que no avanzamos y se nos acumulará el trabajo y la angustia.

Aprovechar el tiempo de estudio ⌛

De nada sirve emplear horas y horas en estudiar si no estamos aprovechando el tiempo. Una estrategia de la que ya hemos hablado alguna vez en este blog es la técnica Pomodoro, que consiste en dividir las actividades en intervalos de 25 minutos, seguidos de un periodo de descanso de cinco minutos. Esto ayudará a organizar mejor el tiempo y obliga a la mente a completar determinada tarea en el menor tiempo posible.

A veces, simplemente el hecho de cronometrar una tarea o marcarse un determinado tiempo para realizarla tiene este mismo efecto. Podemos ver el estudio o ejercicios que tengas que hacer como una serie de pequeños retos y con el tiempo ir mejorando en nuestra eficiencia.

Si mejoramos la concentración, evitaremos perder el tiempo, logrando que haya más horas libres para dedicar a actividades de ocio. Incluso puede ser momento para comenzar otras actividades que siempre queremos hacer pero aparcamos por falta de tiempo, y así sacar algo bueno de este encierro forzoso.

Lugar de estudio 🏠

Dado que vas a pasar mucho tiempo en tu lugar de estudio, es importante empezar por invertir un tiempo en ordenar, limpiar y preparar tu escritorio o lugar donde vayas a trabajar.

Es importante procurar que nuestro espacio de trabajo desprenda serenidad y comfort y nos invite a permanecer ahí. De esta manera aumentaremos nuestra concentración y motivación.

También es fundamental ser organizados en lo que respecta a los apuntes y tareas, de manera que estructuremos el contenido en nuestra mente y no afrontemos el estudio de forma caótica, dejándonos cosas por el camino.

Otro tip que se da habitualmente a quienes trabajan desde casa es separar el espacio de trabajo del tiempo de relax o de familia, de manera que no mezclemos ambas cosas y podamos diferenciar. ¡Todo cuenta!

Por último, mandaros mucha fuerza y mucho ánimo. Sabemos que podéis.

¡Juntos/as superaremos esto! 💪💪💪