FP: ¿la mejor opción de cara a un empleo?

En un mercado cada vez más complejo, encontrar empleo es una prioridad para los jóvenes. Según un estudio sobre desempleo juvenil realizado por UGT, un 22,6% de menores de 30 años tarda más de dos años en conseguirlo.

La desocupación es una realidad muy presente entre los graduados universitarios, para quienes puede llegar a suponer el 30%, mientras que tan sólo un 10% de los titulados de FP se encuentra en el paro. Esto lleva a replantearse si la FP es la distancia más corta entre jóvenes y empleo.

La FP, cada vez más clave para la empleabilidad

La FP compone sin duda un itinerario más breve y práctico de cara a la inserción laboral, pero además cada vez es más clave para la empleabilidad. Según la OCDE, alrededor de dos tercios del empleo en 2020 serán ocupados por titulaciones de FP grado medio y superior.

Este pronóstico sigue contrastando con el hecho de que, aunque en España demanda de estas titulaciones sigue creciendo, seguimos a la cola en cuanto a porcentaje de titulados (un 24%), muy por debajo de la media europea (del 48%),

Por qué cada vez más estudiantes eligen FP

Hay más de una clave para explicar el alza del modelo de la Formación profesional, siendo la capacidad de especialización y el acceso al mercado de trabajo las principales con respecto a los estudios universitarios.

Lo que parece claro es que la FP es cada vez más la alternativa elegida por los estudiantes para acceder a un mercado en constante movimiento.

  • Nuevas demandas, nuevos perfiles

El contexto actual se corresponde con el tipo de perfil de la FP: un mercado laboral que, con la transformación digital, evoluciona a gran velocidad y que busca perfiles cada vez más técnicos.  Al otro lado, jóvenes que, después de la crisis, han palpado cómo el acceso al mercado de trabajo se hacía cada vez más complejo y eterno.

Desde marketing, sanidad, informática, robótica o hostelería, la FP se reafirma como herramienta para la inserción laboral a corto plazo. De hecho, se estima que solo nueve meses después de haber finalizado los estudios de FP, un 54% de los graduados ya está en activo o combina trabajo y estudios. Un sistema que ha sabido dar réplica al mercado real y ofrecer hasta 150 ciclos formativos dentro de 26 familias profesionales cuyo denominador común es el carácter práctico de la formación.

  • Alta especialización

Una queja muy escuchada entre los universitarios es la desconexión de sus respectivas carreras con la realidad práctica de su mercado laboral. La FP tiene un claro objetivo: enseñar al alumno el dominio de las habilidades y competencias que va a necesitar para desenvolverse en un sector y puestos concretos. De este modo, el alumno puede tener un itinerario mucho más enfocado, certero y práctico de su futuro, sabiendo perfectamente lo que va a aprender y de qué va a ejercer, algo que aumenta la motivación y reduce la frustración.

  • Mercado internacional

En la UE la cultura de la FP está mucho mas extendida que en España y este tipo de estudios son ampliamente demandados y valorados . De hecho, alrededor del 50% de la población activa europea es titulada en FP y las ofertas laborales para este tipo de profesionales son mayores. Este modelo amplía la movilidad internacional de los trabajadores ya que los conocimientos adquiridos pueden aplicarse en cualquier lugar del mundo.

  • Inserción laboral

La inserción al mercado laboral y la trayectoria de sus alumnos es la razón de ser de la FP. Una opción perfecta para quienes quieren acceder lo más rápidamente posible al mercado laboral e iniciar una carrera profesional. Además, antes de finalizar sus estudios, los alumnos realizan prácticas remuneradas en centros de trabajo donde tienen su primera toma de contacto con el mundo profesional y con las labores propias de su puesto.

  • Formación continua

La FP permite un aprendizaje continuo, al ser un modelo de estudios de tres estadios -Básico, Medio y Superior-. Mediante pasarelas se puede pasar de un Grado Básico a uno Medio y de uno Medio a uno Superior sin necesidad de examen. Además, siempre se puede dar el salto de un Grado Superior a una Grado Universitario.

  • Opción de formación flexible

La Formación Profesional permite estudiar mediante el método semipresencial, que combina la formación en el aula con la formación a través de una plataforma digital, permitiendo un modelo intermedio entre la formación online y la presencial. Este sistema, implantado en Formas Formación, es perfecto para compatibilizar con un empleo u otras ocupaciones sin renunciar a la calidad de la enseñanza personalizada.

Fuente: La Vanguardia

¡Quiero Información!
[ninja_forms id=7]

¿Te interesa comenzar FP en febrero en Granada y Almería?
Haz clic en el siguiente botón y rellena el formulario para solicitar información, un asesor de estudios se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.

Ciclos relacionados